15% de descuento en productos individuales y 20% en rutinas y kits seleccionados

4 tips para cuidar la piel grasa

Andrea Garciafarré Semitiel

translation missing: es.blogs.article.posted_on_date_html

4 tips para cuidar la piel grasa

Primero comencemos por saber, ¿Qué es la piel grasa? 

La piel grasa está caracterizada por una secreción excesiva de sebo, brillo facial y poros dilatados. Este tipo de piel es propensa a desarrollar puntos negros y espinillas, puede haber un aumento de actividad bacteriana, inflamación y con frecuencia aparición de brotes y acné. 

 

¿Por qué tengo piel grasa?

 Existen diferentes factores por los cuales podemos tener o desarrollar este tipo de piel. 

1. Factor genético o hereditario. En gran medida, nuestro tipo de piel esta determinada por nuestros genes. 

2. Factores ambientales. Los cambios de temperatura, humedad, limpiar demasiado el rostro, o no limpiarlo lo suficiente, no tomar suficiente agua, no llevar una dieta balanceada, son algunos motivos por los cuales la piel puede tender a ser más grasosa. 

3. Medicamentos y cambios hormonales. Algunos medicamentos y cambios hormonales pueden alterar la producción de sebo en nuestra piel tornándola mas grasosa o brillante. 

 

5 TIPS PARA CONTROLAR LA PIEL GRASA Y BRILLO FACIAL 

 

1. Hidrátate muy bien. Es importantísimo beber suficiente agua, no solo porque es vital, si no también mantiene la piel en su mejor versión. La deshidratación de la piel puede provocar mayor secreción de sebo para compensar la falta de emolientes. 

2. No utilices productos cosméticos abrasivos o que sequen la piel. Exfoliar la piel es muy recomendable, sobre todo para eliminar células muertas y limpiar la piel, pero recuerda que si utilizamos productos que dañen nuestra piel y que la resequen solo vamos a provocar inflamación, enrojecimiento y mayor producción de grasa y brillo. 

3. Humecta tu piel con productos que la nutran. no le tengas miedo a los aceites faciales. Hay aceites vegetales muy ligeros y de fácil absorción que humectan y nutren la piel a profundidad y ayudan a equilibrar la secreción de sebo cutáneo, además de actuar como agentes antioxidantes y antiinflamatrios. Busca sueros (base aceite) que contengan ácidos grasos omega 3 y omega 6: algunos de ellos pueden ser: Aceite de semilla de girasol, aceite de jojoba , aceite de rosa mosqueta, aceite de chía o marula. 

El suero facial nutritivo con extracto de papaya es ideal para humectar pieles grasas o con tendencia a brotes. Regula el brillo facial, humecta y suaviza y el extracto de papaya es ideal para emparejar el tono de la piel, regenerar la piel y desvanecer manchas y cicatrices por el sol o acné. 

 

4. Comienza un rutina de cuidado de facial básica para ver resultados. Tener una rutina de cuidado facial es un súper hábito. Es my importante que la realices en la mañana y en la noche y debe de incluir: 

Limpieza: Utiliza un limpiador ligero para remover suciedad, maquillaje y contaminantes que se quedan atrapados en los poros. Esto evitará posibles infecciones, brillo facial e inflamación. 

Hidratación: Utiliza un tónico facial hidratante y astringentes. Prepara la piel, la mantiene hidratada por más tiempo, restablece el pH de la piel,  reduce los poros y ayuda a control el brillo facial. 

Humectación y nutrición: Utiliza un humectante ligero, ya sea un aceite vegetal o un gel. No utilices humectantes pesados, como cremas sólidas, o cremas muy compactas, ya que tienden a tapar los poros y aumentar la secreción de sebo y brillo. 

 

Más posts